sábado, 28 de julio de 2007

EL TEXTO DE LA PRESENTACIÓN CACAHUATERA


LA PRESENTACION DEL LIBRO VALIÓ, COMO DICEN: UN CACAHUATE... PUES LOS ASISTENTES ERAN LOS MISMOS QUE HORAS ANTES ESTABAN CONMIGO BEBIENDO SENDAS CAGUAMAS... CON EXEPCIÓN DE TRES DESCONOCIDOS Y UNA REPORTERA, LA UNICA MUJER EN EL EVENTO, QUE SE FUE A LA MITAD DE MI LECTURA JUSTO CUANDO LE PEDI AL PUBLICO ME PASARA UN PAPEL PARA SONARME LOS MOCOS, UN AMIGO GRITO: ¡LIMPIALOS EN LA PLAYERA! Y QUE LE HAGO CASO, EL PUBLICO SE MORIA DE ASCO, SEGUI LEYENDO Y LUEGO VINIERON UN PAR DE FIRMAS Y UNA ENTREVISTA PARA LA TELE LOCAL ¿DE QUÉ HABLÉ? MMMMM... PUES ALGO ASÍ COMO.... ¿DE QUÉ HABLÉ? LA CUESTIÓN ES QUE AQUÍ LES DEJO ESTE TEXTO, A VER QUE OS PARECE, ES LO QUE LEÍ DICHO DÍA DE LA PRESENTACIÓN CACAHUATERA.


ALGUNAS COSAS QUE ME GUSTARÍA DECIR PARA NO TRABARME TAN GACHO

Ahora gustan todas esas historias sobre la vida cotidiana, programas de televisión y comedias teatrales, encuestas y sondeos; todo parece indicar que los actos ordinarios jamás abandonan el filtro perenne entre realidad y ficción, quedándose estancados en un hibrido caótico, confuso, en el que se termina por abandonar los intentos del buen vivir y es mejor arrojar piedras al lago antes que hundirse. En este iris el egocentrismo del hombre se tragó todo el pastel, los rebeldes con y sin causa dan risa, es ridícula la vida atada a los vaivenes del estilo y la moda Las palabras han perdido terreno, las avenidas amontonadas de basura, estandartes colosales de efímeros soldados del poder y la corrupción, las conversaciones, los encuentros… para qué nombrar más, sabemos que la glorificación de las imágenes es un suceso ardiendo.

Ese granizado de imágenes es inducido a los espectadores, no sólo de la televisión o el cine, sino a todos los que atrapados por el embelezo que causa mirar un espectáculo ajeno, han caído en la trampa de los estándares de conducta, figura y forma que los poderosos ofrecen a sus exquisitos corderos gobernados por la avaricia, que casi siempre administran dos o tres políticos.

Con los tiempos globales el arte pasó de manifestar el margen de libertad permitido al hombre a piezas de ornato para millonarios, ese circulo de vicio donde los actores de cualquier ridícula telenovela superan en importancia a sus propios personajes y acciones, es más trascendente el autor que la obra, bajo esta condena los artistas parecen no reaccionar, se regodean de perseguir la fama y menearse ante las cámaras como añoñados bosquejos de genio. Algunos incluso se presentan como escritores y opinan sobre absurdas terquedades de academia, en revistas de fina impresión y harto anuncio. Las supuestas publicaciones de literatura se consideran serias por la calidad de su papel y el número de supertiendas dónde las venden, los escritores pretenden pasar por eruditos de la simplonada, ociosos anestesistas de la libertad que pretenden reducir el arte a un oficio ramplón o también en su contrapunto: un entramado de reglas, leyes, canones donde puede más la sagacidad de la memoria y no los afortunados guisos del azar y la experiencia humana; hablan difícil de lo que es fácil, hasta se han creado una secta pintoresca que la forman escritores de marketing, casa becas y rebeldillos equivocados con la idea de que lo popular es lo frívolo, lo inepto y lo vulgar, en un sentido vació y llano, recordemos que el culo es una metáfora de la profundidad.

Al momento de escribir no pretendía solucionar otra cosa que mi tedio, por eso es complicado responder en que se inscribe el libro y por qué, además esa es la tarea de los carroñeros del arte. Entonces no sabía hacer otra cosa en la que me sintiera en tal forma satisfecho y con un motivo tan claro para entregarle tiempo, explicaciones sobradas de galantería intelectual no harían más que exhibirme como un ignorante payaso, fue la manera que más se acomodó a mis ideas, la forma que encontré para anotar una canasta en la cascarita de vivir en una ciudad adolescente, a la que le salen carreteras y fraccionamientos como pelos y barros. A otras personas les agradaron como para hacerlos libro, de un momento a otro la gente pedía explicaciones, otros creían que era su enemigo, y algunos más buscaban un consejo, no tengo respuestas que estallen en orgasmos de coherencia y sabiduría, sólo puedo decir lo que el señor de las tortas o el chofer de la ruta 16, disculpen los que buscan en mi boca cátedras u opiniones elevadas, los intelectuales me fastidian, siempre lamiendo las botas a quienes supuestamente administran y cuidan el arte, la gente necesita cultura, dicen, y malbaratan monopolizando lo que es de todos. Bajo la dictadura maniquea en la que vivimos, la bota en el cuello de quienes se han trepado con doble moral y cínico fascismo a las sillas del poder, no permitirán que pienses con claridad, ellos necesitan la ebriedad del obrero y su pensamiento creativo enfocado en anos y vergas a sazón de la más insoportable frivolidad consumista.

Me hace feliz que el libro esté aquí y que escribir historias me permita, incluso, leer estas líneas para ustedes.

Sin dármelas de muy chicho, ni ánimos de caer en típicas cursilerías, la verdad es que estos cuentos los hicimos todos, ustedes y la gente con la que he convivido, con la que existo de unos años acá, para todos un gracias reciote y un abrazo.

4 comentarios:

los animales de botella dijo...

nomas no se me ha hecho ir a ninguna presentación del libro en fin ya habrá tiempo, espero.

Terminantemente prohibido dijo...

querido afamado y gordo amigo:
me late tu furia (que no es musical) al escribir, que se note el coraje, la sarna con la que atacamos en las borracheras. Felicidades una vez más por tan valiente escrito y felicidades por pasar a otro stilo de literatura. NOS VEMOS BEIBI

los animales de botella dijo...

aqui nomas pa invitarlo a la proxima presentacion de la botella , el proximo es tu texto los detalles en

www.labotellanet.blogspot.com

Anónimo dijo...

Ola, what's up amigos? :)
Hope to get some assistance from you if I will have some quesitons.
Thanks in advance and good luck! :)